UNICEF Venezuela


A continuación te transcribimos las impresiones que Nadya Vásquez, la representante de UNICEF en Venezuela, nos ha transmitido sobre el trabajo de esta organización y la situación del país en relación a la infancia.

Como ustedes saben, Venezuela es un territorio muy rico, pero los frutos de esta riqueza no llegaban a toda la población y el país acumulaba una enorme deuda social. Esto afectaba especialmente a los niños y las niñas, porque cuando uno estudia la pobreza ve que quienes más la sufren son realmente los más pequeños.

En la actualidad Venezuela ha logrado muchos avances en políticas públicas e instrumentos jurídicos que respaldan los convenios que el país ha firmado en materia de Derechos Humanos.

Se han establecido una gran cantidad de políticas y medidas legislativas positivas. Quizás el gran reto de Venezuela en la actualidad sea crear los mecanismos que permitan implementar todos estos instrumentos eficazmente de tal forma que permitan la transformación de la vida de los niños/as y la superación de muchos problemas que tienen que ver con la violencia estructural que sufren. Digo estructural porque está acentuada en instituciones como la familia, la escuela, los servicios de salud, etc. Hay que hacer toda una transformación para que estas instituciones hagan el giro y adquieran o incorporen el verdadero sentido de humanidad y equidad necesarias.

Estamos frente a grandes rectos. En nuestro caso, UNICEF de Venezuela está muy interesada en seguir apoyando todos los esfuerzos de atención temprana a la infancia en materias de salud, educación, cuidado diarios... El tema de la educación de los adolescentes, por ejemplo, es un problema que no sólo está afectando a los jóvenes de este país sino de toda América Latina. Cada vez más adolescentes están abandonando la escuela antes de los 15 años y eso va a afectar a la larga al esfuerzo que se está llevando a cabo para romper el círculo vicioso de la pobreza.

También cabe decir que las sociedades se han jerarquizado por género, etnia, edad,… y los niveles de participación que pueda tener un sujeto dependen de en que nivel esté. Desgraciadamente en esta jerarquización los niños son los más débiles por lo que tenemos el reto de colaborar con todas aquellas organizaciones que están trabajando para que los niños y niñas obtengan una mayor participación en los temas y las decisiones que les conciernen y para que esa participación sea autentica, una participación que derive de sus propios valores, de sus propios principios y de sus propuestas como un grupo social.

Es lo que nosotros percibimos, y en el caso de Venezuela, podemos decir que hay una tremenda respuesta. Nosotros somos un organismo, un fondo, y por consiguiente tenemos la tarea de recaudar recursos, sobre todo en países como éste porque Venezuela los tiene, cuenta con un nivel de ingreso medio. Quizás el esfuerzo hay que dirigirlo en como hacer para que esos recursos se destinen hacia las prioridades y que los gastos puedan realmente ser medidos en términos de eficiencia.

UNICEF está en todo ese proceso de colaboración pero también hay mucha gente que nos ayuda. Lo hace porque existe un profundo compromiso hacia la infancia, hacia la niñez, hacia la adolescencia. Yo creo que la gente es muy consciente de que la sociedad que tengamos en el futuro depende de los niños y niñas del hoy.

Nuestro programa está orientado al fortalecimiento de las capacidades nacionales en materia de definición e implementación de políticas públicas y de mecanismos que hagan posible la aplicación real de la Convención sobre los Derechos del Niño a través de los instrumentos jurídicos que Venezuela tiene, en este caso, una extraordinaria ley de protección de la niñez y adolescencia.

Más información:
Convención sobre los Derechos del Niño
Unicef - Venezuela
Unicef - Comité Español