Educadores de calle AXÉ


Salvador, 30 de septiembre de 2006.

Como hemos visto en reportajes anteriores, la Organización AXÉ de Salvador de Bahía (Brasil) trabaja con niños y niñas en situación de calle. En esta ocasión hablamos con Edgar, que lleva 8 años trabajando en el proyecto, y Amiltom, que le acompaña desde hace 8 meses. Ellos nos explican como realizan el contacto con los niños/as en la calle, el primer paso y la pieza motora del proceso educativo AXÉ.


Amiltom y Edgar, educadores de calle del proyecto AXÉ

Edgar, ¿En qué consiste la educación de calle?

Son varias fases, consiste en ir a los lugares donde sabemos que hay niños/as en riesgo social, hacemos una observación, nos aproximamos y empezamos el trabajo pedagógico. Después de un tiempo, si el niño/a demuestra interés, le llevamos a una unidad de AXÉ para que la conozca. También hacemos una visita a su familia porque las condiciones para que participe en el proyecto son que retorne a su familia (si la tiene) y que vaya a la escuela. Cuando todo esto es atendido nuestro trabajo termina y lo continúan las unidades pedagógicas en AXÉ.


Niños durmiendo enfrente de la oficina turística en el casco viejo de Salvador.

¿Son muchos los niños/as que se encuentran en situación de calle en Salvador?

Hay muchos niños/as que pasan el día en la calle y por la noche van a sus casas, también los hay que abandonaron la casa de sus padres y duermen en la calle. En estos años conseguimos que muchos salieran de esta situación. Algunos de ellos/as ya son jóvenes y ahora forman parte de AXE como educadores/as de otros niños/as.

¿Como es la reacción de los niños/as cuando contactáis con ellos/as?

Cuando observamos a los niños/as en la calle ellos/as también nos observan, en realidad nosotros somos los intrusos, la calle es suya. A esta observación mutua le llamamos “paquera pedagógica” (flirteo pedagógico). Ellos/as nos preguntan que estamos haciendo, nos presentamos y les mostramos nuestra pedagogía. Entonces empezamos un proceso que tiene el objetivo de que se interesen y deseen venir a la institución a participar del proyecto, es la pedagogía del deseo. Cuando aceptan venir les traemos, les presentamos todas las unidades y ellos eligen: danza, capoeira, música, moda,... lo que más les guste. Entonces visitamos a su familia, si la tiene, le explicamos de qué se trata el proyecto y exponemos que para que el niño/a sea aceptado tiene que regresar a casa y a la escuela. Si aceptan es el final de nuestro proceso como educadores de calle y el trabajo se continúa en AXÉ.

¿Como se despierta ese deseo en el niño/a?

Nuestra presencia en la calle siempre les despierta curiosidad. Como os decía, son ellos/as quienes controlan la calle. Saben que no somos de allí, por lo que se acercan a preguntar quienes somos y que estamos haciendo. La primera idea que tienen es que somos policías o del juzgado de menores. Les explicamos en que consiste el proyecto y quedamos con ellos/as otro día para jugar o para dibujar. El proceso es muy lento, son varios encuentros, queremos despertar su deseo, sin forzarles, sin obligarles, podemos tardar de 4 a 6 meses en que se decida a visitar AXÉ. Estamos organizados de manera que somos dos educadores por cada área. Amiltom y yo por ejemplo, vamos todos los días a la Barra, quedamos con los niños/as a las 8:00 de la mañana en un determinado lugar. Llegan para charlar, jugar al dominó, a las damas, el autobús de AXE también es un excelente soporte pedagógico para la educación de calle.... Cuando están cansados o se aburren se van. Siempre les invitamos a que vuelvan al día siguiente. Muchas veces desaparecen dos o tres días y entonces vuelven. Pero ellos/as saben donde pueden encontrarnos.


Autobús de AXÉ.

Lo que más dificulta nuestro trabajo es la droga. Cuando están bajo el efecto del pegamento o del crack no podemos trabajar con ellos. Una condición para que puedan participar del proyecto es que se alejen de las drogas.

¿Como os reciben las familias?

Normalmente muy bien, muchas veces somos la última esperanza.

Amiltom, ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Vengo de un programa del Gobierno llamado PETI (Programa de Erradicación del Trabajo Infantil) y de trabajar en el Juzgado de Menores. Hace sólo unos meses que trabajo con Edgar en educación de calle y está siendo una gran experiencia porque antes me tenían miedo y ahora sin embargo se acercan y juegan. He comprendido que no conocía su realidad, la situación tan dura que tienen en sus casas, la pobreza que les hace ir a la calle. Personalmente es un trabajo muy gratificante.

Artículos relacionados:

“Exposición AXÉ”.

Proyecto AXÉ: Ética, Estética y Arte-Educación.

“Alimentando estómago y cabeza”.

Más información:
www.projetoaxe.org.br

Para hacer una aportación al Proyecto AXÉ:
Banco do Brasil / Centro Projeto AXÉ
Agencia: 2957-2 / Cuenta: 8587-1
Codigo swift: BRASBRRJSDR
Dirección del Banco: Av. Sete de setembro 733, Salvador – BA



Recibe nuestro boletín mensual.
Email: