Waldemir, el cura de la Liberación


João Pessoa, 27 de febrero de 2007.

En João Pessoa unos amigos nos hablaron del padre Waldemir: “No es un cura normal, éste no tiene pelos en la lengua y sus homilías son muy críticas, revolucionarias, y eso en un barrio pudiente”.

No resistimos la tentación, el domingo siguiente fuimos a su misa y comprobamos in situ que era cierto, su mensaje tenía un fuerte tono crítico que no se escucha en la Iglesia tradicional. Después de la celebración hablamos con él y accedió amablemente a encontrarse con nosotros en otro momento para que le realizásemos una entrevista.

Así lo hicimos. Te la presentamos a continuación. Como puedes comprobar es cierto lo que nuestros amigos decían, el padre Waldemir no tiene pelos en la lengua y habla de lo que piensa sin filtros. En la conversación tratamos temas que pueden ser conflictivos.

La entrevista está acompañada de algunas imágenes relacionadas con el tema que hemos sacado durante el viaje.

Índice de temas:

Quién es el padre Waldemir Santana.
Situación de la parroquia.
Actuación de su parroquia ante estos problemas.
Reacción de sus superiores eclesiásticos ante las denuncias.
Por qué acude la gente a su misa.
Religión Católica, ¿Única y verdadera?
Iglesia Católica, intolerancia y diálogo.
Religión y violencia.
Religión y fundamentalismo.
Mujer e Islam.
Mujer e Iglesia Católica.
Mujer Papa.
Crisis vocacional.
Iglesias evangélicas en Brasil.
Teología de la Liberación.
Nueva Inquisición.
Pontificado de Juan pablo II.
Pontificado de Benedicto XVI.
Papa negro.
Esperanza para el mundo.
Esperanza para Brasil.
Esperanza para la Iglesia de Brasil.
Iglesia y mundo indígena.
Iglesia Católica y política.
La castidad de los curas.
Preservativos.



Quién es el padre Waldemir Santana.

Soy una persona de 44 años que lleva 14 como cura. Estuve en el seminario desde los 19 hasta los 30. En ese periodo hice 4 años de filosofía, otros 4 de teología, un maestrazgo en filosofía y otros 2 años de filosofía en Italia. Hace 10 años que soy el párroco de la Parroquia de Santo Antonio de Lisboa, que se encuentra en la ciudad de João Pessoa, en el nordeste de Brasil. Trabajo para que el pueblo se vuelva protagonista de la acción evangelizadora, que debe pasar por concienciarse de cómo es la sociedad en la que estamos inmersos. Nuestro trabajo parte del conocimiento de la realidad urbana para detectar los desafíos de la evangelización y buscar como dar una respuesta al mundo en el que estamos viviendo. Aquí en Joao Pessoa tenemos muy serios problemas de violencia, prostitución infantil, personas viviendo en la miseria... La cuestión es como dar una respuesta a todo esto.

Situación de la parroquia.

Esta parroquia está situada junto a la playa, en Tambaú, un barrio de buena condición socio-económica, lo que atrae a gente sin recursos que busca una mejora en su situación pero que acaba siendo más marginada.
Por las noches se ve la prostitución de niñas y adolescentes en busca de un incremento de la renta familiar, un problema muy serio de difícil solución. Si hoy retiramos una, dos, tres,… mañana vuelven 15, 20,… es un problema social gravísimo contra el que podemos hacer muy poco. Según el censo del año 2.000, y creo que los datos no han cambiado mucho, la mitad del millón de habitantes que tiene este estado, Paraíba, vive por debajo de la línea de la pobreza.
Nuestra forma de ser Iglesia es unirse a esta realidad, porque no es posible vivir un proyecto de Dios lejos del mundo, el mundo es el corazón de la Iglesia, fuera del mundo nadie se salva. O procuramos rescatar a la gente que está en esta situación o aquello que anunciamos sobre Jesús no pasa de ser una mentira.

Actuación de su parroquia ante estos problemas.

Fundamentalmente como formadora de opinión. Como os decía, este barrio es de clase media alta y en él vive mucha gente influyente. Aquí en la Iglesia ellos se encuentran con una situación desfavorable porque yo he escogido claramente la opción de los pobres y nuestra forma de ser Iglesia es ser solidarios con aquellos que están al margen, excluidos, segregados,… Al principio encontré mucha resistencia y me quisieron expulsar de aquí, me han denunciado constantemente a las autoridades eclesiásticas,… Es un precio que se paga por tomar la opción del pobre, estar sujeto a difamación, calumnia, incomprensión,… Pero esta oposición no me preocupa, no me intimido porque estoy con la conciencia tranquila y tan sólo soy un continuador del trabajo de Jesús.

Reacción de sus superiores eclesiásticos ante las denuncias.

A veces me han apoyado y otras he sido incomprendido. Lo que ocurre es que desde arriba muchas veces no te consultan, no te preguntan, te juzgan por lo que otros dicen que tú has dicho y no por lo que realmente dijiste. Yo sólo respondo por lo que realmente digo y para saberlo es simple, sólo hay que preguntarme.

Por qué acude la gente a su misa. Creo que la gente viene porque se identifica con lo que el cura dice. Aquí mostramos un tipo de religión que no es la de la culpa y la condenación, sino aquella que busca mostrar lo humano que es Dios y como nos comprende y perdona. La gente busca señales de esperanza y no acepta más la culpabilidad, el pecado y el infierno, nadie sigue soportando eso.
En nuestra parroquia superamos esto porque nuestra tarea no es culpabilizar a las personas por sus errores, al contrario, Dios ama de forma incondicional a la persona que comete errores.
Yo creo que consigo transmitir eso, la gente viene porque comulga con lo que digo, los que no están de acuerdo vienen justamente para saber “¿Qué ha dicho está vez?”.
Ha habido gente que me ha confesado que no viene porque le guste la Iglesia sino porque quiere oír como se aplica el evangelio a la realidad de lo cotidiano. Esta forma, digamos moderna de interpretar la Biblia ha atraído a mucha gente. También los hay que se escandalizan, como decía antes.

Nuestro trabajo de evangelización es muy crítico, en esta parroquia no quiero ovejas sumisas que sigan al pastor, quiero protagonistas, personas conscientes de sus deberes y obligaciones. Yo deseo que el pueblo de esta parroquia sea protagonista, inteligente, critico, que cuestione, que si es necesario sea revolucionario,… es este el tipo de personas que la parroquia desea conseguir.

Religión Católica, ¿Única y verdadera?

No sólo en Brasil sino en todo el mundo está ocurriendo un proceso que considero positivo, el pluralismo religioso, una necesidad, porque si decimos que la mejor forma de organización de la sociedad es la democracia, creo que Dios también debe ser democratizado. Cuando una religión tiene la pretensión de ser la única su postura es de dominación y pretende tener hegemonía sobre las demás, o sea, que mi dios es el verdadero y el tuyo no. Una religión que tenga pretensiones dominadoras es una religión totalitaria, un absurdo. Dios es aquel que sopla cuando quiere, donde quiere y en quien quiere, y no sopla sólo en una religión. La pluralidad religiosa es beneficiosa porque la paz global en el mundo de hoy pasa necesariamente por la paz entre las religiones.

Dios se manifiesta en el cristianismo en la persona de Jesucristo, pero eso no significa que las demás religiones no tengan su validez y su importancia porque si pensamos que Dios sólo va a salvar a los cristianos del mundo occidental tenemos que cuestionarnos su bondad. Un Dios que salva a un cristiano de Occidente, ¿No debería salvar igualmente a un tibetano que haya hecho también de su vida un vehículo de ayuda y bondad hacia el próximo? Tenemos que entender que el pluralismo religioso es algo benéfico, yo considero el “pluralismo religioso” un gran don de Dios en este momento para el mundo, y si lo es, tenemos que sacar las consecuencias positivas de todas las religiones, algunas mucho mas antiguas que el cristianismo y con las que tenemos que aprender a convivir.

No creo que la pluralidad religiosa signifique una competencia, ni debería ser mostrada así, debería haber respeto por todas las tradiciones espirituales que existen en el mundo.

Iglesia Católica, intolerancia y diálogo.

En este momento la Iglesia Católica debería estar abierta a dialogar con todas las tradiciones espirituales porque quien no lo hace no es católico sino catolicistico, o tal vez jurasico, del tiempo de los dinosaurios, porque es una postura obsoleta. El momento actual es de dialogo, no el de decir que mi dios es el verdadero y el tuyo no, o que mi dios salva y el tuyo no, esta ecuación esta errada, lo importante es dialogar y poder percibir que Dios está encima de cualquier religión.

Esto debería ser un desafío para la Iglesia Católica que ha sido intolerante con otras religiones porque ha tenido la pretensión monopolista de ser la única heredera del sueño de Jesús, ha creído que ella tenía a Dios y las demás no, y eso crea dificultades. Con esta mentalidad hegemónica de pretender el monopolio de la Gracia Divina llevó a la Iglesia católica a una situación de intransigencia y se cerró en su universo sin dialogar con nadie. Pero el mundo ha cambiado, vivimos en una época a la que llaman de post-modernidad, de la desaparición de las utopías por la fuerza disgregadora del proceso de globalización. En la modernidad se predicaba la muerte de las religiones porque la ciencia, como la expresión más luminosa de la razón, iría a resolver todos los problemas. Pero la religión no ha muerto, por el contrario, ha vuelto con mucha fuerza. A partir de ese fenómeno es necesario aprender a dialogar porque el pluralismo religioso es el problema más importante que tiene la Iglesia Católica en estos momentos y debe tener capacidad de dialogar con las otras tradiciones. El papa Juan Pablo II tuvo la bonita iniciativa de reunir en Asís a los representantes de estas tradiciones espirituales para rezar juntos por la paz. Es una señal de que la Iglesia está lista para dialogar porque sin paz entre las religiones difícilmente habrá paz en el mundo. O las religiones aprenden a sentarse a rezar juntas y disfrutar de la de paz o serán las grandes incentivadoras de todo lo que es perverso, de todo aquello que es devastador, y ellas no deben llegar a este nivel porque sino la humanidad está perdida.

Religión y violencia.

Y es que cuando la religión es intolerante y prepotente contribuye a la violencia. Lamentablemente todavía hay guerras religiosas, basta ver lo que está ocurriendo en Irak, que es una nueva cruzada, no con espadas como antiguamente sino con nuevas armas, con bombas, aviones,… porque Bush piensa que es la personificación del bien y que Irak y el Islam lo son del mal. Pero la religión que produce guerras es una religión enferma, patológica,… no sirve para el ser humano porque el papel de la religión tiene que ser ayudarle a vivir mejor en este mundo.

Religión y fundamentalismo.

Las tres religiones del Libro: Judaísmo, Islamismo y Cristianismo; las llamadas religiones monoteístas, siempre han tenido fundamentalistas entre sus filas, ninguna está libre de esto. El fanático no ayuda a su religión sino que es el que peor servicio le presta porque interpreta el libro de tradición de su pueblo de forma errada. Normalmente hace una lectura literal y quiere que ésta sea seguida por todos. Esto ocasiona que haya mucha gente muriendo en nombre de Dios.
Es muy difícil que una religión deje de tener fanáticos porque siempre habrá personas que tengan esa concepción. Considero al Islam como una tradición religiosa bellísima, especialmente la de los místicos como Hummy, Ibiniarabi que son personas luminosas, llenas de Dios, una visión muy diferente de lo que los fundamentalistas están queriendo presentarnos. El Islam es una expresión religiosa de mucha luminosidad, mucho amor a Dios y al ser humano, lamentablemente quien quiere mostrar que el Islam es una religión autoritaria son aquellos que interpretan los textos en una única dirección para legitimar una concepción ideológica del mundo y de aquellos que son los enemigos de Dios.

Mujer e Islam.

La situación de la mujer es todavía un asunto muy complicado porque incluso en Occidente vivimos todavía en una sociedad patriarcal que nunca ha dado a la mujer el espacio que merece. Lo bueno es que los avances que se han dado en esta materia ha sido la misma mujer quien los ha conseguido, fruto de su propia conquista, el hombre no le ha regalado nada.
Cuando miramos hacia el mundo musulmán encontramos una situación extrema, por ejemplo con los talibanes donde las mujeres están obligadas a llevar el burca, escondiéndose de todos. ¿Dónde está la dignidad humana? Es una situación muy difícil y la misma mujer tendrá que conquistarlo a nivel mundial, tendrá que movilizarse y tomar conciencia de que es necesario superar el machismo, esta cultura patriarcal que está presente en casi todas las culturas.

Mujer e Iglesia Católica.

La Iglesia es una expresión de la sociedad patriarcal donde la mujer no esta en las instancias de decisión y todavía tiene un papel muy subalterno. Cuando ellas quieren hacer valer sus derechos siempre hay quienes fundamentan una concepción machista a partir de la Biblia diciendo que en el grupo de Jesús no había apóstolas, sólo apóstoles, y con esa excusa quieren decir que la mujer no puede tener las mismas funciones que el hombre. Eso está legitimado por elementos culturales pero no tiene fundamentos teológicos porque teológicamente nada impide que la mujer dentro de la Iglesia ejerza el mismo papel que el hombre. No es que la mujer no haya conseguido dar pasos en este sentido, hoy tenemos grandes teólogas y pensadoras dando clases en universidades y seminarios, ha sido una conquista, pero son pasos que se dan poco a poco.

Hoy hay mujeres trabajando en la línea teológica del feminismo con un trabajo muy interesante porque si tenemos el dios de Abraham, ¿Dónde está el de Sara, Rebeca, Ruth,… el de las grandes matriarcas del Antiguo Testamento? ¿Será que sólo existe el dios de los hombres? Estas mujeres están recuperando todas esas figuras y haciendo una lectura bíblica desde un punto de vista feminista llegando a cuestionar determinadas posturas de la Iglesia y su jerarquía, especialmente en lo que respecta a los espacios que la mujer debe ocupar en esta institución porque ni siempre fue así ni ha tenido el reconocimiento merecido dentro de la Iglesia. La mujer no esta sólo para aplaudir al cura o al obispo sino que debe que tiene que ser la protagonista de una transformación que debe ocurrir dentro de la Iglesia.

Mujer Papa.

¿La posibilidad de que una mujer sea Papa? Es muy difícil acabar con la inercia de 2.000 años de historia. Tal vez se necesiten otros 2.000 años, nosotros no lo veremos.

Crisis vocacional.

Existen diferencias entre la situación de la Iglesia en España y en América Latina, especialmente Brasil, donde estamos viviendo una fase de rejuvenecimiento de las vocaciones. Es cierto que en Europa hay crisis, los jóvenes han perdido interés por la Iglesia y el clero está envejeciendo, no solo en edad, sino también en concepción de Iglesia, todavía muy conservadora y atada a tradiciones que ya no responden a los desafíos del mundo moderno. Europa evangelizó a América Latina pero es posible que ahora la historia se invierta y sea América Latina quien tenga que enviar curas a Europa.

Iglesias evangélicas en Brasil.

Hace unos años Brasil era 100% católico, ahora, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas lo es el 63,7%. Lo más impresionante es que lo que mas crece aquí no es el número de católicos ni evangélicos sino el de los que se dicen “sin religión”. Es un dato interesante a ser estudiado por los analistas.

También estamos viviendo el surgimiento de pequeñas iglesias mercantilistas fruto de la mentalidad del mercado religioso que no tienen interés en evangelizar sino en obtener dividendos y al mismo tiempo extenderse a través de un brazo político. Utilizan la religión para conseguir puestos parlamentarios como por ejemplo la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) que cuenta con diputados federales y estaduales.
Aquí en Brasil nos preguntamos ¿Cómo una iglesia como la Universal del Reino de Dios, ha conseguido en tan poco tiempo de existencia levantar un imperio como el que tiene hoy, con canales de televisión, periódicos, radios,…? Porque es un imperio económico. ¿Y como se consigue levantar todo eso de un día para otro en un país tan pobre como Brasil? Perdón, Brasil es rico pero su pueblo pobre. Porque realizan una manipulación de las conciencias. Podemos decir que en Brasil estamos viviendo la era de las “pequeñas iglesias - grandes negocios”.

Nosotros, miembros de la Iglesia Católica, tenemos que pensar en porqué un número significativo de católicos nos deja y se va a las iglesias evangélicas.
Un cura aquí en João Pessoa dice que “la Iglesia de Brasil hizo la elección por lo pobres y los pobres han hecho la elección por la Iglesia Universal”.
Hay algo que no está bien, o no sabemos cuidar de los pobres, o… Pienso que la Iglesia de Brasil los abandonó junto con a la Teología de la Liberación. Eso se puede comprobar, quien acompaña el día a día de la Iglesia de Brasil percibirá que el pobre ya no está contemplado en el discurso oficial de la Iglesia. Según los teólogos que estudian los fenómenos de las Comunidades de Base, la gran preocupación de la Iglesia hoy en Brasil y en el mundo no es el pobre sino garantizar la Institución, fortalecer el elemento institucional. Como el pobre está excluido se va a las iglesias evangélicas.

Teología de la Liberación.

Surgió como fruto del Concilio Vaticano II, llevado a cabo entre 1962 a 1965, convocado por el papa Juan XXIII quien murió durante el concilio, y concluido por Pablo VI. Dentro del concilio había una línea de obispos que era favorable a la llamada “Iglesia de los Pobres” entre los que estaba Don Elder Câmara, de la Archidiócesis de Olinda y Recife, aquí en Brasil, un gran protagonista de esta Iglesia. Después del concilio, en 1968, hubo una reunión en Medellín (Colombia) para estudiar cómo aplicar el resultado del Concilio en América Latina, a partir de allí nació la Iglesia de los Pobres. El cura peruano Gustavo Gutiérrez con el fruto de este concilio publicó en 1971 el libro “Teología de la Liberación”, que se extendió por todo el continente. Surgieron otras figuras de expresión dentro de esta teología como el cura Leonardo Boff, el uruguayo Juan Luís Segundo, o el belga Jose Komblan. La teología fue creciendo, fue un momento de gran actividad de la Iglesia Católica aquí en América Latina. Por supuesto el Vaticano observaba receloso porque hasta entonces solo se había hecho teología europea, y la Teología de la Liberación nacía en América Latina, en la periferia del mundo. Es una teología nuestra, que nació a partir de nuestra realidad para responder a nuestros problemas. Para entender la realidad social de opresión esta teología utilizó una herramienta que asustó el Vaticano, la mediación socio-analítica marxista. El Vaticano pensaba que los curas aquí estaban queriendo ideologizar la fe y empezaron sus intimidaciones hacia algunos teólogos como Leonardo Boff, que fue sometido a un año de silencio, y hacia otros. En 1979, en la Conferencia de Puebla, Méjico, el Vaticano intentó abortar la Iglesia de los pobres, la Teología de la Liberación, y ésta perdió su visibilidad. Hubo curas y monjas perseguidos, expulsados, seminarios cerrados,… Aquí en las archidiócesis de Recife y Olinda Don Elder Camara fue sustituido por Don José Cardoso Sobrino, un obispo que había pasado casi toda su vida en Roma y que llegó para desmontar en poco tiempo lo que había costado 30 años construir dentro de los principios de la Iglesia de los Pobres. Como en el caso de Olinda, los nuevos obispos colocados por la Iglesia Católica sustituyendo a las grandes figuras de la Teología de la Liberación comulgaban en total sintonía con la política oficial eclesiástica y no tenían el mismo nivel de capacidad intelectual y de pastoreo que sus antecesores. El Vaticano consiguió neutralizar la Teología de la Liberación pero no consiguió destruirla, hoy no sólo es un patrimonio de América Latina sino del mundo, está en todas las partes, hay teólogos trabajando en la Teología de la Liberación a partir de las realidades de sus países, sus continentes,… todavía se defienden muchas tesis que se realizan sobre la Teología de la Liberación incluso en Roma, en sus universidades.

Por mas que intentaron acabar con ella, como digo, perdió visibilidad pero no fuerza, todas las diócesis sufrieron el impacto pero en las bases todavía los curas trabajamos en la dimensión de la Teología de la Liberación, yo soy uno de ellos porque creo que en un continente empobrecido como el nuestro no hay mejor manera de hacer teología que inspirarnos en la Teología de la Liberación.

Nueva Inquisición.

Puede entenderse como una nueva Inquisición. Si lo analizamos veremos que sólo en el pontificado de Juan Pablo II fueron más de 140 los teólogos impedidos de enseñar, mentes generosas y de una capacidad teológica increíble que podrían haber aportado muchas ideas valiosas, y todo esto, como digo, durante el pontificado de Juan Pablo II, cuando el Cardenal Ratzinger era el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Pontificado de Juan Pablo II.

Podemos ver el pontificado de Juan Pablo II desde dos aspectos, para dentro de la Iglesia fue un pontificado muy conservador, tal vez porque él era polaco, arzobispo de Cracovia, y entendía la Iglesia del mundo a partir de esa iglesia que es muy conservadora. Durante su mandato el Concilio Vaticano II sufrió retrocesos. La confesión comunitaria que habíamos ganado aquí en América Latina, por ejemplo, fue prohibida. Como contradicción, para fuera fue un Papa abierto, denunció el capitalismo salvaje, hizo encíclicas sociales interesantes, proféticas,… al mismo tiempo fue una figura del mundo porque ante tantos gobernantes mediocres se impuso y consiguió atraer millones de personas, es la contradicción de su pontificado.

Pontificado de Benedicto XVI.

Una cosa era Ratzinger como responsable de la Congregación para la Doctrina de la Fe, un departamento del Vaticano, y otra distinta lo es como Papa. En este último papel estoy sintiendo que existe un posicionamiento diferente, es Papa de la Iglesia y no miembro de un castillo del Vaticano. Esta claro que no tiene el carisma de Juan Pablo II, el no es mediático, pero es un teólogo primoroso y su actitud actual es de pastor. En su primer documento “Dios es Amor” ya dio señales de que puede haber sorpresas, para adelante o para atrás, espero que para adelante, pero lo más probable es que debido a su avanzada edad su pontificado no tenga grandes novedades ni acontecimientos, que sea de transición. Los pontificados normalmente son cortos porque cuando un Papa se queda mucho tiempo se adecua a una mentalidad que necesita muchos años para ser superada. Cuando el pontificado es corto es más fácil responder a los desafíos.

Papa negro.

Me parece que en la última elección la Iglesia perdió una buena oportunidad de elegir un Papa que no fuera europeo. Yo particularmente lo deseaba africano porque África es un continente olvidado en este mundo de la globalización. Nadie mira para allá, es una tierra muy golpeada por el SIDA, con terribles guerras internas, hambre,… es una catástrofe. Un Papa africano llamaría la atención hacia aquel continente que realmente necesita ayuda pero al que nadie asiste porque no tiene nada que ofrecer al mundo, lo que tenía ya se lo llevaron. No sé si llegará el momento de tener un papa africano, un papa negro, no sé si se permitirá. Seria una revolución que serviría para cambiar la mentalidad de la Iglesia, todavía demasiado enganchada a Europa.

Esperanza para el mundo.

Yo soy una persona profundamente esperanzada y esperanzadora, la esperanza es el motor de mi vida y mi esperanza es revolucionaria. Creo que es posible un proceso civilizador que respete la autodeterminación de los pueblos, otro mundo en el que la gente pueda vivir en paz, del fruto de su trabajo, en el que el desarrollo no sea sólo económico sino también social, en el que las personas puedan vivir como deberían porque muchas nacen para vivir y mueren antes de tiempo porque no tienen las condiciones de vida adecuadas y mi esperanza realmente es que haya otro mundo que no sea el de la globalización del capital y si el de la globalización de la solidaridad, donde caigan las barreras entre las personas y el mundo sea una patria para todos, donde se pueda ir del Sur al Norte, del este al oeste sin represión ni extradiciones, sin intimidaciones,… ¿Si caen las barreras para los capitales porqué no caen también para los seres humanos? Cae para el capital porque quien manda en el mundo es la economía pero la esperanza es que la economía se ponga al servicio del hombre, de todos, y no sólo de algunos, y no de algunos países, sino que todos tengan buenas condiciones de vida.

Esperanza para Brasil.

Mi esperanza para el Brasil es que avancemos en el área social, principalmente haciendo aquello que en este momento es tan importante para el pueblo brasileño, las reformas de base, la reforma agraria, la reforma agrícola, la reforma política que acabe con toda esta corrupción que exaspera a cualquier persona de bien, la renovación de las mentalidades, la redistribución equitativa de los bienes, una distribución de la renta, porque Brasil lamentablemente es un país rico con una población pobre. Mi esperanza para Brasil es que consigamos un gobierno que sea popular porque Lula fue la esperanza del pueblo brasileño pero tenemos que tomar conciencia de que en estos momentos quien está en el gobierno no es el pueblo sino el Partido de los Trabajadores (PT) del cual el presidente es parte. Particularmente yo continuo alimentando la esperanza de que Lula en la actual coyuntura es la mejor persona que tenemos para gobernar, espero que en este segundo mandato consiga hacer las reformas de base y garantice al pueblo brasileño aquello a lo que tiene derecho. Son brasileños y no están pidiendo ningún favor, solo mejores condiciones de vida y oportunidades de trabajo, hay que hacerlo.

Esperanza para la Iglesia de Brasil.

Mi esperanza para la Iglesia de Brasil es que sea una Iglesia popular, que esté al lado del pueblo con los pies en el suelo, que sienta el dolor en el corazón de millones de brasileños que viven en condiciones infrahumanas y que merecen una vida decente. La esperanza mueve mi vida, me hace soñar, porque las ideologías mueren y las filosofías envejecen pero los sueños siguen muy vivos y son ellos los que nos proyectan para el futuro. Quien no sueña muere, quien sueña mantiene la vitalidad y cree que el mañana será mejor que el hoy, que el futuro será mejor que cualquier pasado.

Iglesia y mundo indígena.

En 1972 en la región amazónica se creó el CIM (Consejo Indianista Misionario), un organismo de la Iglesia que trabaja exclusivamente con comunidades indígenas. Ya no se trata de cristianizar ni evangelizar como se hacía en el pasado cuando la cristianización les quitaba su cultura e imponía la nuestra, ahora les ayuda en sus luchas respetando su espacio, su modo de vida y su organización. Se les da apoyo en cuestiones como la demarcación de tierras, supervivencia cultural, etc. Los componentes del Consejo hacen un trabajo de base y si identifican mucho con la Teología de la Liberación, no se puede trabajar en el CIM con la concepción de iglesia conservadora, es un trabajo social que exige concienciarse de la situación de los pueblos indígenas y de sus deseos de liberación.

Iglesia Católica y política.

Desde el punto de vista de la realidad histórica, la Iglesia carga las heridas del mundo porque no hay nada humano libre de errores. Pero también existen personas dentro de la Iglesia que no están interesadas en los Evangelios ni en el Reino de Dios, gente que tiene intereses humanos o personales o institucionales. Con estas contradicciones lo que no puedo es poner en duda el proyecto de Jesús debido a la incoherencia de los hombres. Yo no puedo desacreditar a San Francisco por causa de los franciscanos, hay quienes dicen que Jesús fue el único cristiano y San Francisco el único franciscano. No puedo condenar la causa sólo porque la bandera esté en manos erradas. Si no pensamos así al final nada en este mundo sirve. Hay fieles que me dicen: “pero en el Movimiento Sin Tierra (MST) hay gente mala, que invade,…”. Y les respondo: “pero ¿Dónde no hay gente mala? Si la hay hasta en la Iglesia…”.

Hay muchas contradicciones, durante la visita de Juan Pablo II a Chile intentaron que el Papa recibiera a una mujer cuyo rostro había sido quemado y desfigurado por la dictadura. El Papa no la recibió, pero no tuvo ningún impedimento en ir a casa de Pinochet y bendecirle junto a toda su familia. ¿Qué vas a decir? Eso de la Iglesia de Jesús no tiene nada. Para mí lo importante es la herencia de Jesucristo, esas cosas terrenales de la Iglesia son cosas humanas, es política, y no me interesa, Vaticano y Estado son cosas del hombre, no tienen nada que ver con el mundo de la fe.

La castidad de los curas.

El problema que tiene la Iglesia Católica con la sexualidad humana se debe a su mentalidad sobre esta dimensión fundamental del ser humano. La Iglesia sólo entiende la sexualidad con vista a la procreación, sin tener en cuenta que las personas son seres sexuados, que tienen deseos. ¿Qué pareja hoy tiene relaciones sexuales sólo con vista a la procreación? Ninguna. ¿Y la dimensión del placer donde queda? Es un problema que tiene que ser replanteado. Incluso creo que la propia sexualidad de los curas también necesita ser replanteada con la cuestión del celibato obligatorio. No quiero decir que el celibato no tenga su valor e importancia, si que lo tiene, pero seria mayor si fuera una opción y no una disciplina obligatoria impuesta a todos. Hay un libro muy interesante de una teóloga que fue cazada por la Iglesia, “Eunucos por causa del Reino de los Cielos", que es una gran investigación sobre la sexualidad dentro de la Iglesia Católica.

Preservativos.

Por causa de su concepción cuando el tema es la sexualidad la Iglesia se cierra, como por ejemplo con el problema de los preservativos. Cuando miras a un continente como África con una epidemia de SIDA en la que algunos países tienen al 70% de su población seropositiva. ¿Va a dejar desaparecer a toda la población? El preservativo sirve para salvar vidas y la vida es lo más importante.



Recibe nuestro boletín mensual.
Email: